Salud y Bienestar
14/05/2019 16:29:53


Como el mismo nombre sugiere, el TOD es un desorden que describe a l@s niñ@s que presentan una actitud desafiante. Según el DCM-5 (Manual de diagnóstico de Trastornos Mentales), l@s niñ@s afectad@s por este trastorno manifiestan una actitud de oposición y enojo que interfiere en todas las esferas de su vida cotidiana.  

Claro está que una actitud desafiante es señal de un desarrollo saludable en niñ@s y adolescentes, pero en los casos en que el TOD se encuentra presente, este problema escala a pasos gigantes. En general no solo afecta la vida de la persona en cuestión, sino de aquellos que lo rodean.




¿CÓMO SE PUEDE TRATAR?


Terapia individual: ayuda a transitar los sentimientos de una manera positiva y saludable.

Habilidades sociales: participar en actividades acordes a sus gustos que le permitan interactuar con otr@s.

Asistencia terapéutica en el hogar: solicitar la ayuda de un profesional que genere recursos para respaldar al/a la niñ@.

Planes de comportamiento en la escuela: para ayudarle a manejar sus impulsos

Medicación: como último recurso en los casos en que su seguridad física esté comprometida.


¿CÓMO AYUDAR A L@S ALUMN@S CON TOD?


EVITAR PELEAS POR EL PODER

Tod@s sabemos que con ciert@s niñ@s no conducen a ningún lado. A veces guardar silencio o esperar a que detecte su error individualmente es la mejor opción

SER CONSISTENTE

En vez de quedar enredado en una discusión circular, da consignas contundentes y deja claras las consecuencias de sus acciones. “Ahora no es el momento para esto” “Puedes ir al sitio de relajación” o “¿cómo podemos hacer para resolver esto?” son frases que valen mucho en una situación de confrontación.

DARLE A CONOCER SUS OPCIONES

L@s afectad@s por este trastorno frecuentemente buscan el control. Para generar una sensación de control en l@s alumn@s una buena técnica es enumerar opciones. Una vez enunciadas, hay que darle tiempo para evaluarlas y generar una respuesta.

DAR ESPACIO PARA DESCANSAR

Es importante generar un espacio en el que puedan comenzar a identificar cuándo están por comenzar a tener una actitud desafiante. Genera un acuerdo en el que, si identifican que están por perder el control, puedan acercarse a un rincón de la clase en donde encuentren actividades placenteras. Algunas de las mismas pueden ser lectura de libros, mandalas para colorear, bloques de construcción. Esto resulta provechoso ya que muchas veces, l@s afectad@s por este trastorno, necesitan un espacio seguro luego de una actividad muy estimulante.

OFRECER REFUERZO POSITIVO

Es recomendable ofrecer beneficios por una actitud positiva más que quitar beneficios por una actitud negativa. Para esto es necesario conocer los intereses de l@s alumn@s y usarlos a su favor. Puede ser un rato de lectura extra, la posibilidad de mirar un video al finalizar cierta actividad, elegir un juego grupal para el final de la clase, etc.

CONSTRUIR CONEXIONES PERSONALES

Utilizar los recreos para saber qué les gusta e interesa es una buena manera de generar un vínculo positivo. Tratar directamente con l@s niñ@s ciertos objetivos para alcanzar y las posibles consecuencias de sus actos es una técnica que puede ser de mucha utilidad. Intentar conectar con l@s estudiantes más allá de las actividades áulicas y encontrar puntos de afinidad es un recurso invaluable a la hora de generar actividades apropiadas que tod@s disfruten.


Cabe aclarar que la mayoría recursos también son positivos para cualquier alumn@ y que pueden ayudar a favorecer la relación alumn@-docente en todos los casos.



Si les gustó este post no dejen de compartir! entre todos podemos hacer una mejor educación




  Fuente
El contenido del post es de mi autoría
Visitas
3064
  Dar puntos
16 PUNTOS

Comentarios


Dejar un comentario