Lengua y Literatura
23/10/2015 04:47:48


Hola compañer@s maestros, les dejo 3 cuentos sobre el autoestima con ejercicios y preguntas de comprensión para la adquisición de los valores.


Autoestima: 

- El despertador de pesadillo

- La extraña pajarería

- La rosa blanca 


El Despertar de Pesadillo



        Ogro Mogro, Gigantón y Abominable llevaban cientos de años encerrados en la cárcel de los monstruos. Habían entrado allí voluntariamente, después de darse cuenta de que asustar a los niños no era una buena forma de ganarse la vida. Desde entonces, los tres andaban tristes y solitarios; no sabían hacer otra cosa que asustar, así que carecían de ilusiones y pensaban que no servían para nada. Ya habían cumplido sus condenas varias veces, pero cuando les decían que podían marchar, respondían que a dónde iban a ir, si sólo sabían asustar...

        Pero todo cambió el día que encerraron a Pesadillo. Pesadillo era un monstruo chiquitajo, que asustaba más bien poco y se pasaba todo el día durmiendo, pero era realmente muy divertido. Contaba cientos de historias de cómo había cambiado los sueños de la gente para que fuesen más divertidos, y de cómo casi siempre sus cambios salían tan mal que acababan asustando a cualquiera. A Ogro Mogro y sus amigos les encantaban sus historias, pero había que esperar a que el dormilón de Pesadillo se levantase para escucharle. Y no era nada fácil, porque parecía que ni un terremoto era capaz de despertarle.
    
        Hasta que un día, los tres monstruos juntaron sus más terrofícos gritos. Pesadillo dio un bote en la cama y se despertó al instante. Les miró con los ojos muy abiertos, pero no parecía estar asustado, ni enfadado; más bien parecía estar contento:

        - ¡Genial!- dijo- siempre he querido levantarme temprano. El día se aprovecha mucho más. ¿sabéis? deberíais hacer de despertadores, sé de muchos dormilones que os lo agradecerían.

 
        Los tres monstruos se sintieron felices al oír aquellas palabras; servían para algo! Después de tantísimos años, resulta que podían hacer más cosas de las que habían creído, y sin asustar ni molestar a los niños.

        Ese mismo día abandonaron la cárcel dispuestos a crear su primer despertador. Y así, los tres monstruos se hicieron famosísimos con su negocio para dormilones, muy contentos de haber comprendido que siempre hay algo genial que podemos hacer, pero que a veces, está por descubrir.



ACTIVIDADES 

1) Inventa otro título para esta historia:

2) ¿Qué pretende enseñarnos el autor de este cuento? Elige la opción correcta:

 

Hay gente que no sirve para nada

A todas las personas se nos da bien hacer algo, aunque en ocasiones resulta difícil lo que es 

Los monstruos dan mucho miedo

3) 
Ahora explícalo con tus palabras:

 
4) Contesta a las siguientes preguntas:

¿Cómo se sentían los monstruos? ¿por qué? 


¿Te has sentido así alguna vez? ¿cuándo? ¿por qué? 

5) 
Haz una lista de todas aquellas cosas que haces muy bien:

6) 
Ahora, haz una lista de todas aquellas cosas que te gustaría hacer muy bien:

7)
 Por último, escribe cada una de las cosas que has escrito en el cuadro, es decir, aquellas cosas que te gustaría conseguir hacer bien, y al lado, explica con hechos como puedes conseguirlo. 

Sigue el ejemplo:

Me gustaría hacer una letra muy bonita.  Para conseguirlo puedo hacer cuadernillos de caligrafía, escribir en folios de dos rayitas, escribir despacio para hacer buena letra.


ORTOGRAFÍA 

¿Qué palabras has escrito mal? Cópialas de forma correcta:




 

La extraña pajarería

 


El señor Pajarian era un hombrecillo de cara simpática y sonriente que tenía una tienda de pajaritos. Era una pajarería muy especial, en la que todas las aves caminaban sueltas por cualquier lado sin escaparse, y los niños disfrutaban de sus colores y de sus cantos.
Tratando de saber cómo lo conseguía, el pequeño Nico se ocultó un día en una esquina de la tienda. Estuvo escondido hasta la hora del cierre, y luego siguió al pajarero hasta la trastienda.

Allí pudo ver cientos de huevos agrupados en pequeñas jaulas, cuidadosamente conservados. El señor Pajarian llegó hasta un grupito en el que los huevecillos comenzaban a moverse; no tardaron en abrirse, y de cada uno de ellos surgió un precioso ruiseñor.

Fue algo emocionante, Nico estaba como hechizado, pero entonces oyó la voz del señor Pajarian. Hablaba con cierto enfado y desprecio, y lo hacía dirigiéndose a los recién nacidos: "¡Ay, miserables pollos cantores... ni siquiera volar sabéis, menos mal que algo cantaréis aquí en la tienda!"- Repitió lo mismo muchas veces. Y al terminar, tomó los ruiseñores y los introdujo en una jaula estrecha y alargada, en la que sólo podían moverse hacia adelante.

A continuación, sacó un grupito de petirrojos de una de sus jaulas alargadas. Los petirrojos, más creciditos, estaban en edad de echar a volar, y en cuanto se vieron libres, se pusieron a intentarlo. Sin embargo, el señor Pajarian había colocado un cristal suspendido a pocos centímetros de sus cabecitas, y todos los que pretendían volar se golpeaban en la cabeza y caían sobre la mesa. "¿Veis los que os dije?" -repetía- " sólo sois unos pobres pollos que no pueden volar. Mejor será que os dediquéis a cantar"...

El mismo trato se repitió de jaula en jaula, de pajarito en pajarito, hasta llegar a los mayores. El pajarero ni siquiera tuvo que hablarles: en su mirada triste y su andar torpe se notaba que estaban convencidos de no ser más que pollos cantores. Nico dejó escapar una lagrimita pensando en todas las veces que había disfrutado visitando la pajarería. Y se quedó allí escondido, esperando que el señor Pajarian se marchara.

Esa noche, Nico no dejó de animar a los pajaritos. "¡Claro que podéis volar! ¡Sois pájaros! ¡ Y sois estupendos! ", decía una y otra vez. Pero sólo recibió miradas tristes y resignadas, y algún que otro bello canto. Nico no se dio por vencido, y la noche siguiente, y muchas otras más, volvió a esconderse para animar el espíritu de aquellos pobre pajarillos. Les hablaba, les cantaba, les silbaba, y les enseñaba innumerables libros y dibujos de pájaros voladores "¡Ánimo, pequeños, seguro que podéis! ¡Nunca habéis sido pollos torpes!", seguía diciendo.

Finalmente, mirando una de aquellas láminas, un pequeño canario se convenció de que él no podía ser un pollo. Y tras unos pocos intentos, consiguió levantar el vuelo... ¡Aquella misma noche, cientos de pájaros se animaron a volar por vez primera! Y a la mañana siguiente, la tienda se convirtió en un caos de plumas y cantos alegres que duró tan sólo unos minutos: los que tardaron los pajarillos en escapar de allí.

Cuentan que después de aquello, a menudo podía verse a Nico rodeado de pájaros, y que sus agradecidos amiguitos nunca dejaron de acudir a animarle con sus alegres cantos cada vez que el niño se sintió triste o desgraciado.

 


ACTIVIDADES


1) Inventa otro título para esta historia:

2) ¿Qué pretende enseñarnos el autor de este cuento? Elige la opción correcta:

 

 Los pollos no saben volar
 Si creemos en nosotros mismos podemos conseguir todo aquello que nos propongamos
 Debemos creer las cosas malas que nos dicen los demás 


3) 
Ahora explícalo con tus palabras:

 
4) Contesta a las siguientes preguntas:

- ¿Cómo crees que se sentían los pajaritos cuando el pajarero les decía cosas negativas sobre ellos?

- ¿Alguna vez te ha pasado eso a ti? ¿cuándo? y ¿cómo te sentiste? 

- Y sin embargo ¿Cómo te sientes cuando alguien dice cosas positivas o bonistas de ti?


6) En la lectura anterior trabajamos el concepto de autoestima, a continuación te lo recordamos con otras palabras.

La autoestima es aquello que sentimos, pensamos y manifestamos acerca de nosotros mismos. Es decir, la forma en que nos valoramos o estimamos.

¿Cómo puede ser la autoestima?

Alta o normal: cuando coincide el concepto que tenemos de nosotros mismos con aquello que nos gustaría ser. Ejemplo, un alumno se considera inteligente y obtiene buenas notas. En consecuencia, se siente contento o satisfecho consigo mismo.

Baja: cuando existe una gran diferencia entre el concepto que tiene de sí mismo y aquello que desearía ser. Ejemplo, un alumno se considera tímido y su ideal sería ser popular y tener muchos amigos



7) ¿Qué consecuencias puede tener desarrollar una buena autoestima?
Elige las opciones que consideras adecuadas y escríbelas en el cuadro a continuación:

 Actuarás de forma independiente, defenderás tus derechos y respetarás los derechos de los demás y al mismo tiempo asumirás tus responsabilidades

 Buscarás siempre la protección o la aprobación de los demás y no asumirás tus propias responsabilidades

 Serás capaz de afrontar y resolver con seguridad tus problemas

 No serás capaz de afrontar los nuevos retos que se te plantean, ya que cualquier cosa nueva te produce inseguridad y ansiedad

 Te sentirás satisfecho y contento por tus logros

 Si te valoras positivamente también lo harán los demás y les gustará compartir su tiempo contigo

ALTA: 




BAJA:






ORTOGRAFÍA 


¿Qué palabras has escrito mal? Cópialas de forma correcta:





La Rosa Blanca


 

En un jardín de matorrales, entre hierbas y maleza, apareció como salida de la nada una rosa blanca. Era blanca como la nieve, sus pétalos parecían de terciopelo y el rocío de la mañana brillaba sobre sus hojas como cristales resplandecientes. Ella no podía verse, por eso no sabía lo bonita que era. Por ello pasó los pocos días que fue flor hasta que empezó a marchitarse sin saber que a su alrededor todos estaban pendientes de ella y de su perfección: su perfume, la suavidad de sus pétalos, su armonía. No se daba cuenta de que todo el que la veía tenía elogios hacia ella. Las malas hierbas que la envolvían estaban fascinadas con su belleza y vivían hechizadas por su aroma y elegancia.

Un día de mucho sol y calor, una muchacha paseaba por el jardín pensando cuántas cosas bonitas nos regala la madre tierra, cuando de pronto vio una rosa blanca en una parte olvidada del jardín, que empezaba a marchitarse. –Hace días que no llueve, pensó – si se queda aquí mañana ya estará mustia. La llevaré a casa y la pondré en aquel jarrón tan bonito que me regalaron.

Y así lo hizo. Con todo su amor puso la rosa marchita en agua, en un lindo jarrón de cristal de colores, y lo acercó a la ventana.- La dejaré aquí, pensó –porque así le llegará la luz del sol. Lo que la joven no sabía es que su reflejo en la ventana mostraba a la rosa un retrato de ella misma que jamás había llegado a conocer.

-¿Esta soy yo? Pensó. Poco a poco sus hojas inclinadas hacia el suelo se fueron enderezando y miraban de nuevo hacia el sol y así, lentamente, fue recuperando su estilizada silueta. Cuando ya estuvo totalmente restablecida vio, mirándose al cristal, que era una hermosa flor, y pensó: ¡¡Vaya!! Hasta ahora no me he dado cuenta de quién era, ¿cómo he podido estar tan ciega?

La rosa descubrió que había pasado sus días sin apreciar su belleza. Sin mirarse bien a sí misma para saber quién era en realidad. Si quieres saber quién eres de verdad, olvida lo que ves a tu alrededor y mira siempre en tu corazón.



ACTIVIDADES


1) Inventa otro título para esta historia:

2)
 ¿Qué pretende enseñarnos el autor de este cuento?

3) Contesta a la siguiente pregunta: 

¿Te has sentido alguna vez como la flor? Explícalo:


4) Elige qué cosas son necesarias para conocernos mejor a nosotros mismos:

- Un espejo
- autoconfianza
- escuchar las cosas que nos dicen las personas que nos quieren o aprecian
- maquillaje
- reflexionar sobre las cosas que hacemos
- no dar mucha importancia a lo que nos dicen personas que no nos quieren o aprecian
- no pensar sobre las cosas que hacemos mal
- peinarse para ir guapos todos los días
- una lupa.

4) Ahora, entrevista a uno de tus compañeros. Debes obtener la información necesaria para contestar a esta pregunta:

¿Cómo soy yo?


5) ¿Has pensado alguna vez cómo eres? Te invito a que lo hagas, para ello te voy a ayudar. Debes escribir cosas que suelen decirte los demás acerca de ti.

PUEDES ELEGIR CUALQUIER ADJETIVO QUE TE PAREZCA ADECUADO DE ESTA LISTA

Valiente
Desobediente
Feliz
Enfadado
Sincero
Listo
Orgulloso
Estúpido
Cobarde
Pesimista
Cuidadoso
Débil
Confiado
Amistoso
Obediente
Descarado
Atrevido
Perezoso
Desconfiado
Generoso
Creativo
Bueno
Agresivo
Inteligente
Alegre
Grosero
Popular
Fuerte
Infeliz
Optimista
Egoísta
Impopular
Educado
Razonable
Limpio
Caprichoso
Desastroso


Tu familia
Tus amigos
Tus compañeros
Tus profesores                                                                                                            



LA AUTOESTIMA ES LA VALORACIÓN QUE HACEMOS DE NOSOTROS MISMOS; ES DECIR, LO QUE NOS QUEREMOS. Y ESTO DEPENDE DE LA IMAGEN QUE LOS DEMÁS TIENEN DE NOSOTROS Y DE LA NUESTRA PROPIA.


Reflexión personal:

¿Qué es lo que más te gusta de ti mismo?
Escribe como mínimo tres atributos:

1. _______________________________________

2. _______________________________________

3. _______________________________________

¿Qué es lo que menos te gusta de ti mismo?

1. _______________________________________

2. _______________________________________

3. ________________________________________

¿Cómo desearías ser?






Comparte tu material con la comunidad de educadores!


Dale a "Me gusta" aquí abajo si te parecio útil!




  Fuente
El contenido del post es de mi autoría
Visitas
8858
  Etiquetas
  Dar puntos
9 PUNTOS

Comentarios


Dejar un comentario