Salud y Bienestar
05/06/2019 19:56:50


La educación emocional es un beneficio no solo para la escuela, sino para el individuo y la sociedad a la que pertenece. Es hora ya de comenzar a trabajar este área en clase y otorgarle la importancia que merece. Con un ratito por semana es suficiente para comenzar y todos disfrutarán de las recompensas. 



1. El juego del nombre (PRIMARIA)

Este juego es ideal para los niños. Además, pese a ser simple, es útil para para que éstos conozcan sus cualidades positivas, lo que favorece el autoconocimiento.

Se les reparte a los niños dos hojas de papel y se les pide que apunten su nombre y apellido. Después, en una de las hojas, se les pide que con cada letra de su nombre apunten las cualidades que consideran que tienen (si el nombre es muy largo, puede pedirse que lo hagan solo con el nombre o el apellido). En la otra hoja, se les pide a los niños que escriban el nombre de alguien que haya influido en su vida. y entonces deben escribir palabras que expresen cómo les han influido éstos. De este modo se crea un vínculo entre el autoconcepto y los valores postivos que han sido asociados a uno mismo, generando una narración autobiográfica acerca del desarrollo de su personalidad que ayude a consolidar estos recuerdos


2. Responder a una acusación (PRIMARIA)

Leer en voz alta el comienzo de esta historia.

“Va Pepe muy contento por el parque, cuando de repente ve a Rafa viniendo a su encuentro. Rafa tiene una mirada muy rara. Pepe se pregunta qué le estará pasando. Se acercan y se saludan, pero inmediatamente Rafa comienza a gritar. Dice que Pepe le ha hecho quedar muy mal con los otros chicos del barrio, que es mal amigo, que tiene la culpa de todo lo que le pasa. Entonces Pepe…”.

Una vez leído el cuento, l@s alumn@s deben pensar de forma individual cómo actuarían si se encontraran en la situación en la que está Pepe. Después, se comparten las respuesta y se clasifican en dos grupos: las que permiten la conciliación y buscan un camino pacífico y las que promueven un mayor conflicto. En forma de debate, se llega a la conclusión de por qué las primeras son mejores que las segundas.




3. Y yo..¿que siento? (INICIAL)

La forma mas común que l@s niñ@s tienen para expresarse es a través del dibujo. El dibujo nos muestra tanto que existen test psicométricos donde a través de un dibujo podemos conocer el estado emocional, sus relaciones familiares, su nivel de impulsividad, incluso su nivel de maduración. 

Si se dibuja aislad@, preguntarle si se siente sól@ ó si dibuja una escena de guerra, preguntarle tranquilamente si se encuentra enfadad@.


4. El tarro de las buenas noticias (INICIAL Y PRIMARIA)

Este juego está especialmente pensado para potenciar el optimismo y los pensamientos positivos. Cada vez que ocurra una buena noticia en el contexto de la clase (un cumpleaños, el nacimiento de un hermanito o hermanita, un logro personal de algún niño o niña, etc.) los alumnos lo deben escribir o representar con algún dibujo y depositarlo en un tarro. El contenido de dicho tarro puede ser objeto de debate y al final de curso se puede hacer un mural con todas las buenas noticias que han ocurrido 



5. Cuentos (INICIAL Y PRIMARIA)

Para seleccionar los cuentos a trabajar con los grupos es importante tener en cuenta estas dos directrices: 

1) Que remarquen que las emociones son pasajeras y no una manera de ser

2) Que no limiten la libertad de sentir

En base a estos preceptos, los más recomendables son:

- El Monstruo de los colores de Anna Llenas es un hermoso libro para trabajar a partir de los 3 años

- El emocionómetro del inspector Drilo de Susanna Isern, es para trabajar a partir de los 8 años

- El Bestiario de las emociones de Adrienne Barman es para ir identificando y nombrando emociones con los más pequeños, a partir de los 2 años

Su simple lectura ya es suficiente pero puedes maximizar el potencial educativo del cuento si haces preguntas de curiosidad sobre aspectos emocionales del libro, como por ejemplo: "¿qué crees que siente el personaje?", "¿por qué, qué te lo indica?", "¿y si estuviera contento, cómo lo sabrías?", "¿cómo crees que podría actuar?", "¿qué harías tú en su lugar?", "¿qué otras cosas podría hacer?”, "¿cómo podría calmar su rabia o enfado?",

6. Entendiendo nuestro cerebro emocional (INICIAL Y PRIMARIA)

El primer paso para poder gestionar bien nuestras emociones y lograr que no nos hagan rehenes de la impulsividad del momento es conocer por qué se dan y qué mecanismos se activan en nuestro cerebro cuando sentimos emociones fuertes.  

Este video (si tienen auriculares/audífonos escucharán mejor) enseña una técnica de cómo explicarlo a l@s niñ@s de forma breve y concisa




7. Guiar al ciego. (INICIAL Y PRIMARIA)

A l@s niñ@s les gusta vivir aventuras y situaciones emocionantes. En este juego habrá un@ que estará con los ojos vendados y otr@, tomándole de la mano, le va guiando por un camino de «obstáculos» indicando por donde debe caminar.

Luego, podemos invertir los papeles y dar el rol de guía a quien antes no podía ver.

Este juego genera lazos de confianza e invita al guía a cuidar y al ciego a dejar que lo cuiden.




  Fuente
El contenido del post es de mi autoría
Visitas
633
  Dar puntos
6 PUNTOS

Comentarios


Dejar un comentario