Ciencias Naturales
08/08/2017 13:31:18


    

    Las plantas son una parte importante de la ecología de la Tierra. Son los principales productores, capaces de elaborar su propio alimento con la energía solar y el dióxido de carbono del aire. Las plantas más conocidas son las que dan flores, que incluyen muchas flores silvestres y de jardín, muchos árboles (pero no los pinos) y hasta el pasto. Como todos los seres vivos, las plantas deben reproducirse. La reproducción de las plantas requiere flores y la creación y dispersión de las semillas.


El Ciclo de Vida de las Plantas


    Desde el momento mismo que la semilla ha germinado la planta empieza su crecimiento. Las plantas crecen durante toda su vida. Para poder crecer las plantas necesitan alimentarse o nutrirse. Al proceso por el cual las plantas fabrican su propio alimento se llama fotosíntesis.


Como ya viste, toda planta se origina de otra. Esto ocurre porque toda planta tiene la capacidad de dar origen a otras plantas que son su hijas y que a su vez tendrán plantas hijas.


Nacimiento

    Naciendo es como la planta inicia el proceso de su vida. Pero ninguna planta se origina por sí misma, sino que nace de otra planta que viene a ser la planta madre

En los frutos maduros de la planta madre están las semillas. Cada semilla, si tiene las condiciones apropiadas, se convertirá en una nueva planta. Existen plantas como los helechos que se reproducen por esporas que son una especie de semillas. De la misma manera todo helecho ha nacido de una de las esporas del helecho madre.

Pero la capacidad de reproducirse no existe desde el momento que una planta nace sino, desde el momento en el que ha alcanzado su forma definitiva y ha llegado al estado de madurez.


Crecimiento

    Una de las características de las plantas es crecer durante toda su vida. Una de las formas para saber la edad de un árbol, en las zonas que tienen las cuatro estaciones es, en su tronco cortado, contar el número de anillos que presenta. Cada anillo representa un año de vida.


Reproducción

    Hay plantas que pueden reproducirse sin semilla. La planta madre emite tallos horizontales llamados estolones. Nuevas plantas hijas crecen de la punta de los estolones que inmediatamente se enraízan.

La muerte es la finalización de la vida de una planta y por lo tanto también es la última etapa de su ciclo vital. Cada especie tiene su propio tiempo de vida y luego muere.  Al morir la planta se seca o se pudre y sus restos son utilizados por otros seres vivos.


Muerte

    Cuando una planta muere otras, generalmente de la misma especie, ocupan el lugar vacío que dejó. Las plantas son seres vivos porque cumplen con el ciclo vital. Por lo tanto las plantas nacen, se nutren para crecer; cuando llegan a la madurez se reproducen y luego de un tiempo mueren.



Y el ciclo vuelve a empezar...




Recordemos algunos conceptos:

Semillas

Las semillas contienen un nuevo embrión vegetal. Un embrión es una planta completa diminuta lista para comenzar a crecer. Las semillas pueden diseminarse por medio del viento, los animales o el agua. También las pueden plantar las personas.

Germinación

Si la temperatura es adecuada y hay suficiente agua, las semillas germinan. Esto significa que la planta diminuta que se encuentra en su interior sacará una raíz pequeña que romperá la semilla y comenzará a crecer.

Flores

Cuando una planta crece, produce flores. Las flores tienen partes masculinas y femeninas. Las partes masculinas producen polen, y las femeninas contienen óvulos, que son como huevos diminutos.

Polen

El polen es una sustancia con consistencia de polvo que contiene células que tienen la función de fertilizar los óvulos. El polen suele llegar a los óvulos mediante el viento o con la ayuda de los insectos.

Óvulos

Los óvulos se encuentran en la base de las flores femeninas y deben ser fertilizados por las células que contienen el polen. Una vez que ocurre la fertilización, se desarrollan los embriones y los óvulos se transforman en semillas.


Y ahora a poner en practica lo aprendido:


1- Recolecta semillas con tus alumnos para estudiarlas en el aula. Así podrán descubrir como se transportan.


2- Una vez que tengamos las semillas podemos descubrir cómo nace la planta a partir de ellas, para esto pondremos a germinar semillas en un plato plástico o en cajas e ir haciendo el seguimiento del crecimiento todos juntos.

Los niños descubrirán qué necesita la planta para vivir y aprenderán a cuidar de ella.

Un extra, nuestra aula quedará hermosa con las nuevas plantitas.










Visitas
3184
  Dar puntos
55 PUNTOS

Comentarios


Dejar un comentario