Lengua y Literatura
17/12/2016 01:13:09




Hola compañ[email protected], Hace poco compartí una actividad en la cual la consigna era agregar las tildes que faltaban en un texto (cuento corto). Me dio tan buen resultado que la repetí y comparto con ustedes el material para que puedan utilizarlo. En esta oportunidad utilicé fábulas, que son una excelente manera de transmitir valores y enseñanzas.


En esta publicación anterior encontraran el material que use para la clase de introducción: LINK PINCHA AQUI 


Post con la 1ra actividad: Link - Pincha AQUI


Antes de la actividad les refresque las reglas de acentuación a los estudiantes.



Espero les sirva el material y también realicen aportes para seguir suamando a la base de datos.



El congreso de los ratones


Habia una vez una familia de ratones que vivia en la despensa de una casa, pero temiendo siempre los ataques de un enorme gato, los ratones no querian salir. Ya fuera de dia o de noche este terrible enemigo los tenia vigilados.

Un buen dia decidieron poner fin al problema, por lo que celebraron una asamblea a peticion del jefe de los ratones, que era el mas viejo de todos. 

El jefe de los ratones dijo a los presentes: 

- Os he mandado reunir para que entre todos encontremos una solucion. ¡No podemos vivir asi! 

- ¡Pido la palabra! - Dijo un ratoncillo muy atento. 

- Atemos un cascabel al gato, y así sabremos en todo momento por dónde anda. 

Tan interesante propuesta fue aceptada por todos los roedores entre grandes aplausos y felicidad. Con el cascabel estarian salvados, porque su campanilleo avisaria de la llegada del enemigo con el tiempo para ponerse a salvo. 

- ¡Silencio! – Grito el raton jefe, para luego decir: 

- Queda pendiente una cuestión importante:  

- ¿Quien de todos le pone el cascabel al gato? 

Al oir esto, los ratoncitos se quedaron repentinamente callados, muy callados, porque no podían contestar a aquella pregunta. Y corrieron de nuevo a sus cuevas-, hambrientos y tristes.





La cigarra y la hormiga



La cigarra era feliz disfrutando del verano: El sol brillaba, las flores desprendian su aroma...y la cigarra cantaba y cantaba. Mientras tanto su amiga y vecina, una pequeña hormiga, pasaba el dia entero trabajando, recogiendo alimentos. 

- ¡Amiga hormiga! ¿No te cansas de tanto trabajar? Descansa un rato conmigo mientras canto algo para ti. – Le decia la cigarra a la hormiga.

- Mejor harias en recoger provisiones para el invierno y dejarte de tanta holgazanería – le respondía la hormiga, mientras transportaba el grano, atareada.

La cigarra se reia y seguia cantando sin hacer caso a su amiga.

Hasta que un dia, al despertarse, sintio el frío intenso del invierno. Los arboles se habian quedado sin hojas y del cielo caian copos de nieve, mientras la cigarra vagaba por el campo, helada y hambrienta. Vio a lo lejos la casa de su vecina la hormiga, y se acercó a pedirle ayuda.

- Amiga hormiga, tengo frio y hambre, ¿no me darias algo de comer? Tu tienes mucha comida y una casa caliente, mientras que yo no tengo nada. 

La hormiga entreabrio la puerta de su casa y le dijo a la cigarra. 

- Dime amiga cigarra, ¿qué hacias tu mientras yo madrugaba para trabajar? ¿Que hacias mientras yo cargaba con granos de trigo de aca para alla? 

- Cantaba y cantaba bajo el sol- contesto la cigarra. 

- ¿Eso hacias? Pues si cantabas en el verano, ahora baila durante el invierno-  

Y le cerro la puerta, dejando fuera a la cigarra, que había aprendido la leccion.






Raton de campo y raton de ciudad


Un dia, primo raton que vivia en la ciudad, vino a visitarle. El raton de campo le invito a comer sopa de hierbas. Pero al raton de la ciudad, acostumbrado a comer comidas mas refinadas, no le gusto.

Y ademas, no se habituo a la vida de campo. Decia que la vida en el campo era demasiado aburrida y que la vida en la ciudad era mas emocionante.

Acabo invitando a su primo a viajar con el a la ciudad para comprobar que alli se vive mejor. El raton de campo no tenia muchas ganas de ir, pero acabo cediendo ante la insistencia del otro raton.

Nada mas llegar a la ciudad, el raton de campo pudo sentir que su tranquilidad se acababa. El ajetreo de la gran ciudad le asustaba. Habia peligros por todas partes.

Habia ruidos de coches, humos, mucho polvo, y un ir y venir intenso de las personas. La madriguera de su primo era muy distinta de la suya, y estaba en el sotano de un gran hotel.

Era muy elegante: había camas con colchones de lana, sillones, finas alfombras, y las paredes eran revestidas. Los armarios rebosaban de quesos, y otras cosas ricas.

En el techo colgaba un oloroso jamon. Cuando los dos ratones se disponían a darse un buen banquete, vieron a un gato que se asomaba husmeando a la puerta de la madriguera.

Los ratones huyeron disparados por un agujerillo. Mientras huia, el raton de campo pensaba en el campo cuando, de repente, oyo gritos de una mujer que, con una escoba en la mano, intentaba darle en la cabeza con el palo, para matarle.

El raton, mas que asustado y hambriento, volvio a la madriguera, dijo adios a su primo y decidio volver al campo lo antes que pudo. Los dos se abrazaron y el raton de campo emprendio el camino de vuelta.

Desde lejos el aroma de queso recien hecho, hizo que se le saltaran las lagrimas, pero eran lagrimas de alegria porque poco faltaba para llegar a su casita. De vuelta a su casa el raton de campo penso que jamas cambiaría su paz por un monton de cosas materiales.



-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Espero les sea de utilidad. 


Por favor no olviden comentar aquí abajo y puntuar la publicación!





  Fuente
El contenido del post es de mi autoría
Visitas
4996
  Etiquetas
  Dar puntos
14 PUNTOS

Comentarios


Dejar un comentario